Cristina de middel afronauts

cristina de middel print

Cristina De Middel: Estudié Bellas Artes en Valencia con la especialidad de dibujo, y al principio empecé a hacer fotos para tener un catálogo de cosas que dibujar. Así fue como descubrí el cuarto oscuro y, como mucha gente, me enamoré rápidamente del proceso, así que empecé a centrarme más en la fotografía. Luego recibí una beca para estudiar fotografía durante un año en la Universidad de Oklahoma; tenían todo tipo de cámaras, equipos y un enorme cuarto oscuro, así que empecé a experimentar de verdad.
CDM: Estaba muy comprometido con ello. Me pareció una oportunidad para compartir mi visión, que fue una de las razones por las que inicialmente me dediqué al arte. Pero realmente quería llegar a un público más amplio con ideas sencillas, así que el fotoperiodismo era perfecto. Y también tenía esta convicción y visión romántica del fotoperiodismo en ese momento; pensaba que realmente podía cambiar el mundo, concienciar a la gente, etc. Esa ilusión duró ocho años, y luego me di cuenta de que no funcionaba. Si realmente quieres plantear un debate y cambiar las cosas, el fotoperiodismo no es la plataforma, o al menos, los periódicos no son la plataforma.

cámara cristina de middel

En 1964, todavía con el sueño de su recién conseguida independencia, Zambia inició un programa espacial que pondría al primer africano en la luna, alcanzando a Estados Unidos y a la Unión Soviética en la carrera espacial.
Sólo unos pocos optimistas apoyaron el proyecto de Edward Makuka, el maestro de escuela encargado de presentar el ambicioso programa y conseguir su necesaria financiación. Pero la ayuda financiera nunca llegó, ya que las Naciones Unidas declinaron su apoyo, y una de las astronautas, una chica de 16 años, se quedó embarazada y tuvo que abandonar. Así es como la heroica iniciativa se convirtió en un episodio exótico de la historia africana, rodeado de guerras, violencia, sequías y hambre.
Como fotoperiodista siempre me han atraído las líneas excéntricas de contar historias evitando los mismos temas de siempre contados de las mismas maneras. Ahora, con mis proyectos personales, respeto la base de la verdad pero me permito romper las reglas de la veracidad intentando empujar al público a analizar los patrones de las historias que consumimos como reales.

cristina de middel el hombre perfecto

En 1964, un excéntrico profesor de escuela llamado Edward Makuka Nkoloso inició sin ayuda un programa espacial en Zambia, sumándose así a la carrera espacial entre la URSS y Estados Unidos. El programa pretendía poner al primer africano en la luna, pero se interrumpió pronto por falta de financiación del Gobierno zambiano y de las Naciones Unidas, y porque una de las astronautas, una adolescente, se quedó embarazada.
Medio siglo después, la fotoperiodista española Cristina de Middel utilizó este episodio poco conocido de la historia africana como base para su libro Los Afronautas, en el que reconstruye la historia y la adapta a su imaginario personal. Las imágenes surrealistas de De Middel sobre un programa espacial africano contienen elefantes, coloridos trajes espaciales y elaborados tocados, y crean una documentación ficticia divertida, impactante y que invita a la reflexión.

entrevista a cristina de middel

Poco después de que Zambia obtuviera la independencia en 1964, se puso en marcha un proyecto optimista para entrar en la carrera espacial y vencer a los estadounidenses y a la Unión Soviética. Estaba dirigido por un profesor de escuela llamado Edward Makuka y su intención era enviar al espacio a doce astronautas y un gato un año después, el día de la independencia de Zambia. Sin embargo, la UNESCO decidió no conceder a Zambia los millones de libras que necesitaba. Debido a una combinación de falta de ayuda financiera y a que una de las astronautas se quedó embarazada, el proyecto nunca se llevó a cabo. Los Afronautas» es la interpretación que Cristina de Middel hace de estos acontecimientos, basada en los hechos, pero con hilos de fantasía. Este libro ha sido autoeditado por Cristina de Middel, y se ha prestado atención a todos los elementos de la producción. La serie de fotografías está meticulosamente editada con reproducciones de cartas y dibujos que ayudan a la historia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad