Diferencia entre museo y centro de interpretacion

Centro de interpretación de la vida silvestre

La interpretación consiste en comunicar nuestras colecciones a los usuarios. Como museos o galerías, debemos utilizar nuestras colecciones para contar historias y transmitir un significado identificable. La interpretación permite a los museos comunicar la maravilla de sus colecciones, conectar con sus usuarios y comprometerse con diversos públicos. Para que la interpretación sea eficaz, hay que reflexionar cuidadosamente sobre la forma de comunicar las colecciones, las necesidades individuales de los usuarios y los mensajes que se desean transmitir.
Existe una amplia gama de técnicas interpretativas y escuelas de pensamiento, y lo que funciona para un museo o colección puede no funcionar para otro. Sin embargo, independientemente de la ruta interpretativa que tome su museo, es importante planificar su interpretación, tener claro su público y prestar especial atención a la naturaleza de su(s) colección(es) y cómo ésta(s) podría(n) afectar a sus metas y objetivos interpretativos.
Es importante considerar qué técnicas interpretativas se adaptan mejor a su colección o sitio. Debe considerar cuidadosamente cómo sus objetos funcionarán juntos para proporcionar una narrativa interpretativa más amplia de su museo o exposición.

Centro de interpretación de mapungubwe

En las dos últimas décadas, los centros de información, o los llamados centros de visitantes, que tienen su origen en los países de habla inglesa, se han convertido en algo habitual en Alemania. Aunque los objetivos, el público al que se dirigen y la naturaleza de muchas de estas instalaciones son similares, no hay consenso en la comprensión del concepto. Sin embargo, por regla general, el centro de visitantes es diferente al museo clásico: a diferencia de un museo, no hay inventarios académicos, ni colecciones, ni objetos en préstamo o en intercambio con otros museos, y no hay personal académico. A diferencia de un museo, un centro de visitantes no pretende representar de forma exhaustiva un tema. Un centro de visitantes se distingue por interpretar de forma afable y concisa hechos históricos singulares, para que los visitantes puedan obtener una visión general y una primera impresión de un [en este caso] sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Ratisbona puso esto en práctica con su Centro de Visitantes del Patrimonio Mundial. La variedad de temas que se presentaron finalmente y los medios que se utilizaron finalmente se vieron influidos por varios factores: la disponibilidad de ilustraciones significativas, las posibilidades de espacio para la exposición y el concepto fundamental de comunicación jugaron un papel importante.

Centro de interpretación frente a museo

En los sitios del Patrimonio Mundial y sus alrededores hay miles de museos. Los museos de los sitios preservan la integridad de los mismos mediante esfuerzos de conservación, pero también mejoran la interpretación y la educación de los visitantes. Tanto los expertos como los turistas y las comunidades locales tienen un papel en estas actividades. Los museos también pueden contribuir a reforzar la economía local y regional, y ofrecer plataformas de debate y discusión como foro para abordar complejas cuestiones sociales e intergeneracionales.
Los museos son algo más que lugares donde se exponen y conservan objetos, y son nuestros más firmes aliados para alcanzar objetivos comunes de desarrollo sostenible y diálogo intercultural. Desempeñan un papel importante en nuestra experiencia de aprendizaje sobre nuestro patrimonio cultural y natural, y contribuyen a la evolución y el crecimiento de nuestras comunidades.

Arquitectura del centro de interpretación de la naturaleza

La interpretación es fundamental para el desarrollo de las exposiciones de los museos y para la experiencia de los visitantes. Pero, ¿qué es exactamente la interpretación? Como «especialista en interpretación», esta pregunta me resulta muy familiar. Yo misma la utilizo para abrir debates con los estudiantes sobre la teoría que rodea a la interpretación, y responderla en términos que puedan ser estratégicos y aplicados en mi calidad de consultora de museos. Más allá de los contextos académicos y profesionales, suelo decir simplemente que soy conservador, ¡evitando por completo la pregunta!
La forma más sencilla de definir la interpretación es la manera en que los museos atraen a su público con las colecciones, la información y las ideas. La metáfora de un puente también funciona bastante bien, ya que conecta a los visitantes con el contenido del museo. La narración de historias es otra abreviatura útil para la interpretación, especialmente en relación con la participación de los corazones de los visitantes, así como sus mentes (Ross 2017). Veverka describe la interpretación como una estrategia utilizada por los museos para traducir la información «del lenguaje técnico de los expertos al lenguaje cotidiano del visitante». En principio, estoy de acuerdo con esto, pero destaco la importancia de reconocer a los expertos dentro de las audiencias, así como la imposibilidad de conocer alguna vez el idioma preferido o más relevante para cada visitante. ¿Cómo puede una lengua hablar a todo el mundo?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad