El enigma de hitler dali

el patio de la antigua residencia de múnich

El pintor español Salvador Dalí sigue siendo uno de los artistas más controvertidos y paradójicos del siglo XX. En las últimas décadas, Salvador Dalí ha pasado a ser considerado, junto con Picasso y Matisse, una figura prodigiosa cuya vida y obra ocupa un lugar central y único en la historia del arte moderno.
Dalí también ha llegado a ser considerado no sólo como su exponente más conocido, sino también, para mucha gente, como un artista individual sinónimo del propio surrealismo. Además, Dalí era un gran artista que se autopublicitaba y era un gran showman. La combinación era una fórmula irresistible para el éxito. Ver la colección del artista
Acerca de El Enigma de Hitler «El Enigma de Hitler» de Salvador Dalí es una adición a los temas relacionados con el Surrealismo, esta vez la figura histórica de Adolf Hitler. Salvador Dalí exhibió sus obsesiones sexuales en público. La representación que Dalí hizo de Hitler se pasó de la raya y se decidió expulsarlo del grupo dirigido por André Breton. Así pues, Dalí abandonó Europa para instalarse en Estados Unidos, iniciando al mismo tiempo una serie de pinturas de temática místico-religiosa, a la que seguiría el conjunto de obras que conforman lo que se denomina su periodo nuclear.

El enigma de hitler dali online

PublicidadLos años 30 revisitadosEl enigma de Dalí, la protesta de Picasso: las obras de arte más importantes de los años 30’El poder está en su veracidad’: Guernica (1937) de Pablo Picasso. Ilustración: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía’El poder está en su veracidad’: Guernica (1937) de Pablo Picasso. Ilustración: Museo Nacional Centro de Arte Reina SofíaPara surrealistas, modernistas y montagistas por igual, fue un laberinto de monstruos y horrores físicos: ninguna década ha sido retratada con tanta lucidez por sus artistas

el fascismo de dalí

Dalí contaba que el cuadro era una interpretación de varios sueños que había tenido sobre Hitler, uno de los cuales mostraba el paraguas de Neville Chamberlain convirtiéndose en un murciélago, un símbolo de su infancia que le llenaba de miedo[2].
El cuadro se expuso por primera vez en 1939 en la Galería Julien Levy de Nueva York, donde, con un precio de 1750 dólares, no se vendió[4][5] y se reprodujo en el número del 17 de abril de 1939 de la revista LIFE[4]. El cuadro forma parte de la colección permanente del Museo Reina Sofía[6].

el enigma de dalí

La década de 1930 vio una nueva adición a los temas de Dalí relacionados con el surrealismo, esta vez la figura histórica de Adolf Hitler, que el artista identificó con Maldoror, inspirando obras como El enigma de Hitler, de 1939. Para los surrealistas -que nunca se habían sentido cómodos con la forma descarada en que Salvador Dalí exhibía sus obsesiones sexuales en público- la representación de Hitler por parte de Dalí estaba fuera de lugar, y se decidió expulsarlo del grupo dirigido por André Breton. Así, Dalí abandonó Europa para instalarse en Estados Unidos, iniciando al mismo tiempo una serie de pinturas de temática místico-religiosa, a la que seguiría el conjunto de obras que conforman lo que se denomina su periodo nuclear.El tema de El enigma de Hitler coincide en parte con el de otro cuadro que Dalí había realizado el año anterior, en 1938: Violetas imperiales. Paradójicamente, aunque el motivo central de ambas composiciones es un receptor telefónico, su contenido difiere absolutamente, ya que, como dijo el propio Dalí, el título del cuadro de 1938 proviene del título de una película protagonizada por el tenor y actor estadounidense Mario Lanza.Paloma Esteban Leal

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad