Museos de arte en madrid

Museos de arte en madrid

el centro pompidou

España es un verdadero paraíso del arte para los aficionados. Desde el Prado hasta los museos Picasso, el país promete a sus visitantes una experiencia agradable entre los tesoros artísticos de talla mundial. Exploremos juntos 10 de los mejores lugares para ver el arte de España. Museo Nacional Thyssen-Bornemisza Aquí está el lugar para un quién es quién de la historia del arte, todo reunido en una colección privada. El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid alberga piezas de Rembrandt Harmenszoon van Rijn, Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-Monfa, Edvard Munch, Henri Matisse, Claude Monet, Paul Gauguin, Wassily Kandinsky, Oskar Kokoschka, Vincent Van Gogh en un palacio histórico de la ciudad y en su ampliación. El museo forma parte del impresionante triángulo artístico de Madrid, junto con el Museo del Prado y el Museo Nacional Reina Sofía.
Reina Sofía Todo el mundo se dirige directamente al «Guernica» de Pablo Picasso, una obra de 27 metros cuadrados contra la guerra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. El cuadro, que trata sobre el bombardeo de la ciudad vasca en 1937, muestra un caballo en agonía, una madre sosteniendo a su hijo muerto y un hombre apelando al cielo en lugar de a los soldados y aviones de la Guerra Civil española. Mientras que otras exposiciones van y vienen en el museo, las obras monumentales de arte español, especialmente las de Picasso y Salvador Dalí, permanecen como elementos básicos.

museo thyssen-bornemisza

DescripciónInformaciónEl Museo de Arte Contemporáneo, situado en el antiguo cuartel del Conde Duque, muestra en dos salas parte de las colecciones de arte moderno propiedad del Ayuntamiento de Madrid, entre las que se encuentra una reconstrucción del estudio de Ramón Gómez de la Serna.
La colección del Museo incluye fundamentalmente pintura y obra gráfica, aunque también están representados los medios de la escultura, la fotografía y el dibujo. Las exposiciones se organizan en las siguientes secciones: Forma y Gesto, Figura y Realidad, Imagen y Ciudad, Singularidad y Multiplicidad, y Movimientos culturales madrileños «Schizos» y «Movida», categorías en las que están presentes la pintura, la escultura, el dibujo, la fotografía y el grabado, desde las primeras vanguardias hasta la actualidad.
Como un museo dentro del museo, el visitante también puede disfrutar de la reconstrucción del estudio del escritor Ramón Gómez de la Serna (Madrid, 1888 – Buenos Aires, 1963), figura central de las vanguardias artísticas madrileñas del primer tercio del siglo XX. Este espacio contiene imágenes artísticas y cotidianas, así como objetos recogidos por Ramón en sus «maravillosos» microcosmos. Estos objetos están vinculados, por su versatilidad artística, al contenido de la colección permanente.

el museo de arte moderno

Los mejores museos de arte de Madrid que no son el Prado El Salón Zuloaga en el opulento Palacio de Liria de Madrid. IndexCeil Miller-BouchetLos «mansiones-museo» de Madrid ofrecen miradas íntimas a la historia, la cultura y el arte españoles en entornos deliciosamente únicos y que se pueden hacer en una hora, la mayoría de los cuales están convenientemente a poca distancia unos de otros.
Me enamoré de Madrid en 2017 en el Museo del Romanticismo, en una escala de 24 horas de camino a Sevilla. Entonces, me enteré de dos cosas. Primero, que había nacido en el siglo equivocado. La segunda, que las mansiones-museo llenas de arte son una especialidad madrileña que supera con creces el hacer cola y luchar contra las multitudes en los principales museos de la ciudad.
En un viaje reciente, me quedé en la capital española obsesionada con los cuadros y objetos de calidad museística de los comedores, los tocadores, los salones de baile y los jardines de cuatro mansiones madrileñas de ensueño y de un espectacular palacio.
En estos opulentos espacios, podrá conocer de cerca a los Greco, los Goya, los Tizianos y los Rubens, entre otros. A través del arte y los objetos decorativos de calidad pratense -en su mayoría colgados y expuestos tal y como los habrían disfrutado sus propietarios en su día- podrá sumergirse en la vida y el arte españoles a lo largo de los siglos (sin la presencia de Instagramers que se hacen selfies).

la mesa del músico

La colección comprende actualmente unos 8.200 dibujos, 7.600 pinturas, 4.800 grabados y 1.000 esculturas, además de muchas otras obras de arte y documentos históricos. En 2012, el museo exponía unas 1.300 obras en los edificios principales, mientras que unas 3.100 obras estaban en préstamo temporal a diversos museos e instituciones oficiales. El resto estaba almacenado[4].
El edificio que hoy alberga el Museo Nacional del Prado fue diseñado en 1785 por el arquitecto de la Ilustración en España Juan de Villanueva por orden de Carlos III para albergar el Gabinete de Historia Natural. Sin embargo, la función definitiva del edificio no se decidió hasta que el nieto del monarca, Fernando VII, animado por su esposa, la reina María Isabel de Braganza, decidió destinarlo a un nuevo Real Museo de Pinturas y Esculturas. El Real Museo, que pronto pasaría a llamarse Museo Nacional de Pintura y Escultura, y posteriormente Museo Nacional del Prado, abrió al público por primera vez en noviembre de 1819. Se creó con el doble objetivo de mostrar las obras de arte pertenecientes a la Corona española y de demostrar al resto de Europa que el arte español tenía el mismo mérito que cualquier otra escuela nacional. Además, este museo necesitó varias reformas durante los siglos XIX y XX, debido al aumento de la colección así como al incremento del público que quería ver toda la colección que albergaba el Museo[6].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad