Retrato de hombre con turbante

Retrato de hombre con turbante

retrato de un hombre (¿autorretrato?)

Pinturas al óleo reales, pinceles reales, artistas reales, arte real. El Certificado de Autenticidad que se entrega con cada cuadro proporciona una garantía y verifica la autenticidad de la reproducción de arte pintada a mano que ha comprado. Cada pintura al óleo se crea a mano utilizando sólo los mejores lienzos y pinturas al óleo disponibles.
Siempre enviamos el pedido por correo urgente para asegurarnos de que le llegue lo antes posible, normalmente en un plazo de tres días laborables. El tiempo total de entrega desde el momento en que realiza su pedido hasta que el paquete es entregado en su puerta es normalmente entre tres y cuatro semanas.
1st Art Gallery ofrece una garantía completa que cubre los defectos de fabricación y de los materiales de los cuadros comprados en nuestro sitio web. La garantía cubre los daños por uso normal. No se cubren los daños causados por incidentes como accidentes o uso inadecuado.

qué falta en la inscripción del cuadro «el hombre del turbante rojo»

Retrato de un hombre (¿autorretrato?)[1] (también Retrato de un hombre con turbante o Retrato de un hombre con turbante rojo) es un óleo del pintor neerlandés Jan van Eyck, de 1433. La inscripción en la parte superior del panel, Als Ich Can (que significa «como yo/Eyck puede») era un autógrafo común para van Eyck, pero aquí es inusualmente grande y prominente. Este hecho, junto con la mirada inusualmente directa y confrontada del hombre, se ha tomado como indicación de que la obra es un autorretrato.
Probablemente su Retrato de Margarita van Eyck era un colgante, aunque su único retrato conocido está fechado en 1439 y es de mayor tamaño[2] Se ha propuesto que van Eyck creó el retrato para guardarlo en su taller y así poder utilizarlo para mostrar sus habilidades (y su estatus social, dada la ropa fina que se aprecia en el retrato) a posibles clientes. Sin embargo, su reputación era tal en 1433 que ya era muy solicitado para realizar trabajos por encargo[2].
El panel se encuentra en la National Gallery de Londres desde 1851, ya que estuvo en Inglaterra desde que Thomas Howard, vigésimo primer conde de Arundel, lo adquirió, probablemente durante su exilio en Amberes de 1642 a 1644[a].

simbolismo del hombre con turbante rojo

Este rostro impasible es casi con toda seguridad el del propio Jan van Eyck, y el cuadro una poderosa declaración de su habilidad artística. Su lema, Als Ich Can, está pintado en letras griegas en el marco superior; las palabras son la abreviatura de un dicho flamenco y un juego de palabras con el nombre de Jan: «como puedo [pero no como quisiera]». La inscripción inferior está en latín abreviado y dice: «Jan van Eyck me hizo el 21 de octubre de 1433». Lo más llamativo es su flamante sombrero rojo, una carabina, un tocado para hombres de moda en el siglo XV. La capucha, que normalmente colgaba sobre el cuello y los hombros del portador, ha sido colocada sobre la cabeza del personaje, con la larga cola enrollada. El fuerte contraste entre las sombras oscuras de los pliegues y los reflejos brillantes donde la tela doblada capta la luz es típico de Van Eyck.
Este pequeño retrato es desconcertante en muchos sentidos. No sabemos quién era este hombre ni por qué sostiene un pergamino, que está inscrito -de forma bastante extraña- en el exterior. La forma alta y estrecha del cuadro es inusual y hay misteriosas inscripciones talladas en el gran parapeto de piedra agrietado…

análisis del hombre con turbante rojo

Retrato de un hombre (¿autorretrato?)[1] (también Retrato de un hombre con turbante o Retrato de un hombre con turbante rojo) es un óleo del pintor neerlandés Jan van Eyck, de 1433. La inscripción en la parte superior del panel, Als Ich Can (que significa «como yo/Eyck puede») era un autógrafo común para van Eyck, pero aquí es inusualmente grande y prominente. Este hecho, junto con la mirada inusualmente directa y confrontada del hombre, se ha tomado como indicación de que la obra es un autorretrato.
Probablemente su Retrato de Margarita van Eyck era un colgante, aunque su único retrato conocido está fechado en 1439 y es de mayor tamaño[2] Se ha propuesto que van Eyck creó el retrato para guardarlo en su taller y así poder utilizarlo para mostrar sus habilidades (y su estatus social, dada la ropa fina que se aprecia en el retrato) a posibles clientes. Sin embargo, su reputación era tal en 1433 que ya era muy solicitado para realizar trabajos por encargo[2].
El panel se encuentra en la National Gallery de Londres desde 1851, ya que estuvo en Inglaterra desde que Thomas Howard, vigésimo primer conde de Arundel, lo adquirió, probablemente durante su exilio en Amberes de 1642 a 1644[a].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad