Tiziano en el prado

Tiziano en el prado

exposición de tiziano en boston

Parece que estás usando Internet Explorer 11 o anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, puede ver resultados inesperados.
Bajo la influencia de Leonardo, Rafael comenzó a modificar las composiciones de la Madonna que había aprendido en Umbría. Aunque fuertemente influenciado por Leonardo y Miguel Ángel, Rafael desarrolló un estilo propio.  El tipo de tranquilidad y armonía de la pintura fue muy apreciado por los mecenas del Renacimiento. Rafael lo creó durante los cuatro años que pasó en Florencia. Rafael regaló la Virgen en la pradera a su mecenas florentino Taddeo Taddi.
Esta escena muestra a la Virgen con Cristo y San Juan Bautista en un momento de gran serenidad y ternura sobre un fondo de paisaje que sitúa la escena en un entorno toscano. Las tres figuras, en un prado verde y tranquilo, están unidas por miradas y manos que se tocan. Rafael ha colocado las grandes y sustanciosas figuras en un paisaje perugino, con los típicos árboles plumosos en el centro. La Virgen está sentada en una elevación del suelo. Sostiene al niño Jesús con ambas manos mientras mira al pequeño Juan Bautista.  El Niño Jesús está agarrando la cruz de San Juan. La cruz es un juguete, un atributo de Juan Bautista y un símbolo de la Pasión. La amapola de la derecha es también un símbolo de la Pasión. La Virgen María lleva un manto azul con bordes dorados sobre un vestido rojo y su pierna derecha está tendida en diagonal.

la fiesta de los dioses

Puede que Tiziano no esté tan bien considerado como algunos de sus hermanos del Renacimiento, como Da Vinci o Rafael, pero el mes pasado fue noticia por el gasto de 45 millones de libras esterlinas para garantizar que su cuadro de Diana y Calisto permaneciera en el Reino Unido. Este cuadro se expone actualmente en la National Gallery, junto a su obra hermana, Diana y Acteón.
La National Gallery, menos mediática, expone la que se considera la primera obra maestra de Tiziano: La huida a Egipto. El cuadro está recién restaurado y es la primera vez que sale de Rusia desde 1768, cuando fue adquirido por la emperatriz Catalina la Grande.
La estrella de la exposición, la Huida a Egipto, es impresionante. El uso que hace Tiziano del color y la luz crea una sensación de profundidad que hace que la sagrada familia salte del lienzo, mientras que el paisaje -lleno de figuras y animales inmaculadamente detallados- queda en segundo plano.
Este cuadro es una obra maestra en todos los sentidos, se puede ver gratis, puede que pasen otros 300 años antes de que vuelva al Reino Unido y puede ver otras obras maestras de Tiziano expuestas mientras está en la National Gallery.

exposición de tiziano 2021

En 1252, San Pedro Mártir, fraile dominico de Verona, fue asesinado en una emboscada por un grupo de herejes. Este cuadro fue considerado en su día como un «retrato» del santo: podemos ver la empuñadura de una daga clavada en su corazón y una cuchilla alojada en su cabeza.
Leonardo Loredan sabe que le miran, pero no nos devuelve la mirada. Es el dux, el gobernante de la República de Venecia; elegido en 1501, gobernó hasta su muerte en 1521.
Un anciano, descalzo y con una impresionante barba gris, está encaramado a una roca, absorto en un libro. Es San Jerónimo, traductor de la Biblia al latín. Su única compañía es un entrañable león que descansa tranquilamente en un rincón: lo ha domesticado quitándole una espina de la pata.Bellini pa…
El discípulo de Cristo, Judas, que se ve más allá del río, conduciendo a un grupo de soldados hacia Cristo, le ha traicionado. Consciente de su inminente detención y muerte, Cristo reza; un querubín aparece y le entrega un cáliz. El cáliz hace referencia a las palabras de su oración: «Padre mío, si es posible,…

comentarios

Este cuadro fue creado aproximadamente entre 1509 y 1510; se desconoce la fecha exacta de su creación[2]. Esta época también representa un período turbulento de la historia de Venecia, concretamente la Guerra de la Liga de Cambrai en 1509[3]. El historiador de arte Jonathan Unglaub sugiere que este cuadro fue pintado en respuesta a la guerra, proporcionando un «refugio idílico de los estragos de la historia»[3].
Poco después de su creación, la identidad del artista cayó en el olvido. El cuadro en sí no fue famoso hasta que la Hermandad Prerrafaelista lo eligió como inspiración en el siglo XIX. No se conocen cuadros, bocetos, prepinturas o dibujos asociados a este cuadro. Lo más probable es que no se conservaran porque el pintor era desconocido en aquella época, y no era práctica habitual guardar colecciones de bocetos de artistas que no eran famosos[4].
Este cuadro es también un ejemplo de pintura veneciana, un subgénero de la pintura renacentista italiana exclusivo de Venecia. Las pinturas venecianas se caracterizan por tener una rica gama de colores que crean un «cálido resplandor» y enfatizan el naturalismo por encima de todo. Las pinturas venecianas también se especializan en temas mitológicos y alegóricos[6] El uso único del color se conoce como colorito, y se encontraba con mayor frecuencia en la pintura veneciana[7].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad