23 semanas de embarazo posicion del bebe

fotos del feto de 23 semanas

Tu bebé ya puede oír sonidos del exterior de tu cuerpo, como el ladrido de un perro. Al principio, los oídos de tu bebé sólo pueden escuchar sonidos de tono bajo, lo que significa que puede oír las voces masculinas con más claridad que las femeninas.
Comienzan los movimientos ondulatorios que impulsan los alimentos a lo largo del tubo digestivo (peristaltismo). Al igual que con la deglución, en este momento es sólo una práctica para el sistema de tu bebé, ya que no hay comida real que mover.
Es posible que notes que tus tobillos y pies empiezan a hincharse un poco en las próximas semanas o meses, especialmente al final del día o durante el calor del verano. La circulación lenta en las piernas, junto con los cambios en la química de la sangre que pueden provocar cierta retención de agua, puede dar lugar a la hinchazón, también conocida como edema.
Aunque un cierto grado de edema en las extremidades inferiores es normal durante el embarazo, una hinchazón excesiva puede ser un signo de una enfermedad grave llamada preeclampsia. Asegúrate de llamar a tu matrona o a tu médico si tienes una hinchazón grave o repentina en los pies o los tobillos, una hinchazón más que leve en las manos, una hinchazón en la cara o una hinchazón alrededor de los ojos.

23 semanas de embarazo peso del bebé en kg

Tu bebé ya puede oír sonidos del exterior de tu cuerpo, como el ladrido de un perro. Al principio, los oídos de tu bebé sólo pueden escuchar sonidos de tono bajo, lo que significa que puede oír las voces masculinas con más claridad que las femeninas.
Comienzan los movimientos ondulatorios que impulsan los alimentos a lo largo del tubo digestivo (peristaltismo). Al igual que con la deglución, en este momento es sólo una práctica para el sistema de tu bebé, ya que no hay comida real que mover.
Es posible que notes que tus tobillos y pies empiezan a hincharse un poco en las próximas semanas o meses, especialmente al final del día o durante el calor del verano. La circulación lenta en las piernas, junto con los cambios en la química de la sangre que pueden provocar cierta retención de agua, puede dar lugar a la hinchazón, también conocida como edema.
Aunque un cierto grado de edema en las extremidades inferiores es normal durante el embarazo, una hinchazón excesiva puede ser un signo de una enfermedad grave llamada preeclampsia. Asegúrate de llamar a tu matrona o a tu médico si tienes una hinchazón grave o repentina en los pies o los tobillos, una hinchazón más que leve en las manos, una hinchazón en la cara o una hinchazón alrededor de los ojos.

23 semanas de embarazo cómo hacer que el bebé se mueva

El desarrollo del feto: El segundo trimestreEl desarrollo fetal adquiere un nuevo significado en el segundo trimestre. Los aspectos más destacados pueden ser descubrir el sexo de tu bebé y sentir cómo se mueve.Por el personal de Mayo Clinic
A medida que avanza el embarazo, el bebé puede empezar a parecer más real. Hace dos meses, su bebé era un grupo de células. Ahora tiene órganos, nervios y músculos que funcionan. Descubre lo que ocurre durante el segundo trimestre consultando este calendario semanal de acontecimientos. Ten en cuenta que las medidas son aproximadas.
A las trece semanas de embarazo, es decir, 11 semanas después de la concepción, tu bebé empieza a fabricar orina y a liberarla en el líquido amniótico que lo rodea. Tu bebé también traga algo de líquido amniótico.
A las 15 semanas de embarazo, es decir, 13 semanas después de la concepción, el bebé crece rápidamente. El desarrollo óseo continúa y pronto será visible en las imágenes de la ecografía. También se está formando el patrón de pelo del cuero cabelludo de tu bebé.
A las 16 semanas de embarazo, es decir, 14 semanas después de la concepción, la cabeza de tu bebé está erguida. Sus ojos pueden moverse lentamente. Las orejas están a punto de alcanzar su posición definitiva. La piel de tu bebé es cada vez más gruesa.

vídeo del bebé a las 23 semanas en el útero

Tu bebé mide cerca de 28,9 cm, pesa alrededor de 1,1 libras y tiene las proporciones de un recién nacido, aunque no tiene tanta grasa, por lo que todavía tiene que aumentar su volumen, pero le queda mucho tiempo para hacerlo.
Sus ojos ya están completamente formados, aunque todavía no tienen color. Es probable que todavía haya espacio suficiente para que tu bebé dé volteretas, aunque probablemente no por mucho tiempo. También es posible que puedas ver a tu bebé moviéndose bajo tu ropa si decide ser especialmente activo.
Los pulmones de tu bebé siguen desarrollándose y preparándose para practicar la respiración en el vientre materno, y también para sus primeras respiraciones después del nacimiento. Su piel todavía es translúcida y sus huesos y órganos son visibles a través de la piel.
Es posible que los ruidos fuertes le resulten ahora más familiares y le hagan saltar menos. A menudo se afirma que los bebés prefieren la música clásica relajante, así que no dudes en presentarle a Mozart desde el principio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad