Sindrome del piramidal sintomas

Causas del síndrome piramidal

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Signos piramidales» – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (septiembre de 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los signos piramidales indican que el tracto piramidal está afectado en algún punto de su recorrido. La disfunción del tracto piramidal puede dar lugar a diversas presentaciones clínicas, como espasticidad, debilidad, ralentización de los movimientos alternativos rápidos, hiperreflexia y un signo de Babinski positivo[1].

La presencia de estos fenómenos está casi siempre relacionada con la hiperreflexia y algunos autores piensan que no se pueden considerar en absoluto como reacciones patológicas[cita requerida] Su existencia en la extremidad inferior es más grave que en las superiores[cita requerida] La razón más común de los fenómenos irritativos es una lesión de una motoneurona central, pero en presencia de hallazgos asimétricos entonces se debe considerar el diagnóstico de esclerosis lateral amiotrófica[cita requerida].

Síndrome muscular piramidal

El objetivo principal de la presente revisión es presentar pruebas clínico-anatómicas de que, (i) en contraste con la mayoría de los vertebrados, la hemiplejía espástica en el hombre es un síntoma de daño en los tractos piramidales, y (ii) aunque las estructuras extrapiramidales se lesionan a menudo como una contingencia de la proximidad anatómica en los casos de daño piramidal, el sistema extrapiramidal no juega ningún papel en la producción de la hemiplejía espástica humana. Los puntos de vista aquí discutidos reconcilian varias incongruencias aparentes relativas a la fisiopatología del síndrome piramidal humano. Desde una perspectiva neurobiológica, el compromiso progresivo con el bipedismo ocasional, habitual y obligado, fomentó una profunda reorganización interna del cerebro de los mamíferos en las primeras etapas de la filogénesis humana. La principal contrapartida anatómica de esta reorganización fue un aumento sin precedentes del sistema de fibras ansa lenticularis, que en última instancia redirigió el producto de la actividad motora subcortical hasta las cortezas motoras de las que proceden los tractos piramidales. En este sentido, mientras que la organización motora fundamental de los vertebrados está representada por el sistema extrapiramidal, el plan motor dominante en los seres humanos está representado exclusivamente por el sistema prepiramidal.

Síndrome piramidal wikipedia

ReferenciasDescargar referenciasAgradecimientosLos autores desean agradecer a la Prof. Irena Rektorova, MD, PhD (Primer Departamento de Neurología, Facultad de Medicina, Universidad de Masaryk y Hospital Universitario St. Ann, Brno, República Checa) por la revisión crítica del manuscrito y a Tom Secrest, MSc, por la revisión de la versión en inglés de este artículo.

Este trabajo contó con el apoyo del Ministerio de Sanidad de la República Checa (Desarrollo conceptual de la organización de la investigación VFN64165, Hospital Universitario General de Praga y DZ1716 y DZ1816, Hospital Thomayer de Praga, TN64190), de la Universidad Charles (Proyecto Progress Q27/LF1, Q28/LF1, Q35/LF3 y proyecto GAUK 113115) y del Ministerio de Educación, Juventud y Deportes de la República Checa (NPU I LO1611). ZR obtuvo la beca «AVASTipendium» de la Fundación Checa de Alzheimer y de AVAST.

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre y cuando se dé el debido crédito al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. La renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos puestos a disposición en este artículo, a menos que se indique lo contrario.

Síntomas piramidales frente a extrapiramidales

Se caracteriza por varios signos diversos. Uno de ellos, la espasticidad, implica un aumento de la rigidez muscular dependiente de la velocidad durante el estiramiento y por sacudidas tendinosas hiperactivas. Cuando es intensa, la espasticidad impide la fuerza residual en los músculos antagonistas e interfiere con los intentos de movimiento, especialmente si se complica con clonus y/o espasmos. La evaluación de la espasticidad es multifactorial e implica métodos tanto clínicos como instrumentales. Los mecanismos fisiopatológicos responsables de la hiperexcitabilidad del reflejo miotático pueden estudiarse mediante métodos de neurofisiología clínica. Parece que hay varios factores implicados a nivel espinal, que implican la reducción de las inhibiciones pre y postsinápticas. Aunque la espasticidad no es responsable de la mayor parte de la discapacidad impuesta por el síndrome de la motoneurona superior, debe reducirse. Los métodos terapéuticos son médicos, quirúrgicos o de medicina física. En muchos casos, los resultados han sido validados por estudios ciegos. Dado que la paresia es el efecto más incapacitante, valdría la pena desarrollar fármacos capaces de reducir la espasticidad y aumentar la fuerza muscular al mismo tiempo. Los ensayos recientes sugieren que la TRH-T puede ser eficaz en este sentido.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad