Acordes aquellas pequeñas cosas

Y los acordes de la i

Esta forma de escribir que acabo de describir tiene un inconveniente muy evidente: No abordas el trabajo con ninguna expectativa particular de lo que podría o debería ser el resultado. A cada paso, tu proceso evaluativo te ralentiza y acaba por pararte en seco.

Cuando escuches un problema con tu canción, pero no sepas cómo resolverlo, puede que encuentres la respuesta en «Arregla tus problemas de composición – ¡AHORA!» Consigue este eBook por separado, o como parte de «The Essential Secrets of Songwriting 10-eBook Bundle»

Lo que te empantana, como en el primer escenario de la parte superior de este artículo, es que pasas (pierdes) mucho tiempo evaluando tus ideas, y desechando partes que crees que no suenan muy bien.

Si, por el contrario, suprimes tu necesidad de criticar todo lo que escribes, acabas teniendo una canción en muy poco tiempo. Puede que no sea muy buena todavía (y probablemente no lo sea), pero al menos tienes algo escrito.

La cuestión es que si escribes deprisa, con la determinación previa de no parar hasta que hayas terminado, es probable que no tengas la canción de tus sueños al final de la sesión. Después de escribir de esta manera, tendrás que pasar algún tiempo para pulirla, editarla, cambiar las palabras, elegir otros acordes, etc., antes de tener la canción tal y como la quieres.

Little things guitar fingerstyle tab

En las interpretaciones musicales, la guitarra rítmica es una técnica y un papel que desempeña una combinación de dos funciones: proporcionar todo o parte del pulso rítmico junto con otros instrumentos de la sección rítmica (por ejemplo, la batería o el bajo); y proporcionar toda o parte de la armonía, es decir, los acordes de la progresión de una canción, donde un acorde es un grupo de notas que se tocan juntas. Por lo tanto, la técnica básica de la guitarra rítmica consiste en mantener una serie de acordes con la mano del traste mientras se rasguea o se hace un fingerpicking rítmico con la otra mano. Entre las técnicas rítmicas más desarrolladas se encuentran los arpegios, los apagados, los riffs, los solos de acordes y los rasgueos complejos.

En los conjuntos o bandas que tocan dentro de los géneros acústico, country, blues, rock o metal (entre otros), un guitarrista que toca la parte rítmica de una composición desempeña el papel de apoyo a las líneas melódicas y a los solos improvisados que se tocan en el instrumento o los instrumentos principales, ya sean de cuerda, viento, metal, teclado o incluso instrumentos de percusión, o simplemente la voz humana, en el sentido de tocar de forma constante a lo largo de la pieza, mientras que los instrumentos principales y los cantantes alternan entre llevar la melodía principal o la contramelodía y quedarse en silencio. En la música de big band, el guitarrista se considera parte de la sección rítmica, junto con el bajo y la batería.

Acordes de esta cosa

En las interpretaciones musicales, la guitarra rítmica es una técnica y un papel que desempeña una combinación de dos funciones: proporcionar todo o parte del pulso rítmico junto con otros instrumentos de la sección rítmica (por ejemplo, la batería o el bajo); y proporcionar toda o parte de la armonía, es decir, los acordes de la progresión de una canción, donde un acorde es un grupo de notas que se tocan juntas. Por lo tanto, la técnica básica de la guitarra rítmica consiste en mantener una serie de acordes con la mano del traste mientras se rasguea o se hace un fingerpicking rítmico con la otra mano. Entre las técnicas rítmicas más desarrolladas se encuentran los arpegios, los apagados, los riffs, los solos de acordes y los rasgueos complejos.

En los conjuntos o bandas que tocan dentro de los géneros acústico, country, blues, rock o metal (entre otros), un guitarrista que toca la parte rítmica de una composición desempeña el papel de apoyo a las líneas melódicas y a los solos improvisados que se tocan en el instrumento o los instrumentos principales, ya sean de cuerda, viento, metal, teclado o incluso instrumentos de percusión, o simplemente la voz humana, en el sentido de tocar de forma constante a lo largo de la pieza, mientras que los instrumentos principales y los cantantes alternan entre llevar la melodía principal o la contramelodía y callar. En la música de big band, el guitarrista se considera parte de la sección rítmica, junto con el bajo y la batería.

Cambios de acordes

En las interpretaciones musicales, la guitarra rítmica es una técnica y un papel que desempeña una combinación de dos funciones: proporcionar todo o parte del pulso rítmico junto con otros instrumentos de la sección rítmica (por ejemplo, la batería o el bajo); y proporcionar toda o parte de la armonía, es decir, los acordes de la progresión de una canción, donde un acorde es un grupo de notas que se tocan juntas. Por lo tanto, la técnica básica de la guitarra rítmica consiste en mantener una serie de acordes con la mano del traste mientras se rasguea o se hace un fingerpicking rítmico con la otra mano. Entre las técnicas rítmicas más desarrolladas se encuentran los arpegios, los apagados, los riffs, los solos de acordes y los rasgueos complejos.

En los conjuntos o bandas que tocan dentro de los géneros acústico, country, blues, rock o metal (entre otros), un guitarrista que toca la parte rítmica de una composición desempeña el papel de apoyo a las líneas melódicas y a los solos improvisados que se tocan en el instrumento o los instrumentos principales, ya sean de cuerda, de viento, de metal, de teclado o incluso de percusión, o simplemente la voz humana, en el sentido de tocar de forma constante a lo largo de la pieza, mientras que los instrumentos principales y los cantantes s En la música de big band, el guitarrista se considera parte de la sección rítmica, junto con el bajo y la batería.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad